Todo sobre el amor: una manera nueva de pensar el amor

Nuestra segunda recomendación en Conceptos es el libro “Todo sobre el amor” de la crítica cultural feminista bell hooks. Buscando explicar por qué hemos abandonado el amor como sociedad, hooks identifica cómo la desigualdad de género y la dominación de todo tipo imposibilitan su práctica y contribuyen a su devaluación. La autora redefine el concepto de amor y ofrece una guía didáctica para ponerlo en práctica.

Los primeros capítulos pegan como una bofetada. Cuestionás tus relaciones, tus dinámicas familiares. Poco a poco entendés que es para bien: no se trata de abandonar a quienes te rodean, sino de entender qué pasos te hacen falta para llegar a amar de verdad.

Las 10 frases del libro que nos marcaron:

  1. Al entender el amor como la voluntad de nutrir nuestro desarrollo espiritual y el del otro, se vuelve evidente que no podemos sostener que amamos si somos hirientes y abusivos. El amor y el abuso no pueden coexistir.

  2. Inicialmente me rehusaba a aceptar una definición de amor que me obligase a enfrentar la posibilidad de que no fui amada en las relaciones más importantes de mi vida. (…) Una falta de amor sostenido no implica la ausencia de cuidado, afecto o placer. En realidad, mis relaciones románticas de largo plazo, al igual que mis lazos familiares, han estado tan llenas de cuidado y afecto que me habría sido fácil obviar la disfunción emocional continuada.

  3. Si recordaramos constantemente que el amor es lo que el amor hace, no utilizaríamos la palabra de una manera que devalúa y degrada su significado.

  4. Los hombres aprenden a mentir como forma de obtener poder. Las mujeres no solo hacen lo mismo, sino también mienten para fingir vulnerabilidad.

  5. El niño herido dentro de muchos hombres expresó sus primeras verdades y fue silenciado por el sadismo paternal, por un mundo patriarcal que no quiso que reclamase sus emociones reales. La niña herida dentro de muchas mujeres aprendió desde la infancia temprana que tenía que volverse algo más que ella misma, negar sus emociones reales para atraer y complacer a otros.

  6. La idea de los “valores familiares” en nuestra sociedad se enfoca en la familia nuclear. (…) El capitalismo y el patriarcado juntos como estructuras de dominación socavan y destruyen la familia extendida. Remplazar la comunidad familiar por una unidad pequeña, autocrática y más privatizada enajena y permite más abusos de poder.

  7. El amor propio es la base de nuestra práctica del amor. (…) Al darnos amor a nosotros mismos, nos damos la oportunidad de tener el amor incondicional que siempre quisimos recibir de alguien más.

  8. Las mujeres luchan por guiar a los hombres al amor porque el pensamiento patriarcal les ha impuesto esa tarea – y se las ha dificultado al enseñar a los hombres a rechazar esa guía.

  9. A pesar de la importancia del sexo, no somos más capaces de articular deseos y necesidades sexuales que de comunicar nuestro deseo de amor. Irónicamente, la presencia de enfermedades de transmisión sexual graves se ha convertido en la razón por la cual más parejas se comunican sobre comportamientos eróticos. Las mismas personas que sostenían que “hablar demasiado” arruinaba el romance descubrieron que la comunicación no amenaza el placer en lo absoluto. Solo cambia su naturaleza.

  10. El poder transformador del amor no se acepta en su totalidad porque frecuentemente creemos que el tormento y la angustia son nuestra condición “natural”.

*No encontré un PDF legal online. Eso sí: mi ejemplar está disponible para ser pasado de mano en mano a quien lo quiera leer.

Manifiesto

Creemos en las mujeres que caminan.

Creemos en las que nacieron mujeres.

Creemos en las que nacieron mujeres o descubrieron que lo son, aunque la sociedad se rehuse a aceptarlo.

Creemos en lxs que no nacieron mujeres ni necesitan definirse.

Creemos en lxs que son quienes quieren ser.

Creemos en las madres que admiten culpa.

Creemos en las que no quieren ser madres y no tienen culpa.

Creemos en las que deciden que ellas mismas se bastan.

Creemos en las que deciden hacer el camino de la mano de alguien.

Creemos en las abuelas que sobreviven tres guerras en una sola vida: La de las cien horas, la civil y la actual.

Creemos en las que deciden ser y amar en un país que les prohíbe ser y amar.

Creemos en el poder de la palabra para señalar, mover y cambiar.

Creemos en el poder de la calle para actuar.

Creemos en las víctimas que denuncian y apoyamos a las que no pueden denunciar.

Creemos en equivocarnos y rectificar.

Creemos en cada vez equivocarse menos.

Creemos que las imágenes, las películas, la poesía, el periodismo y la literatura perpetúan estereotipos de las mujeres que ya no estamos dispuestas a tolerar.

Creemos que el lenguaje construye realidades.

Creemos que lo privado es político.

Creemos en los aliados que no buscan explicarnos por qué hacemos lo que hacemos.

Creemos en los aliados que cuestionan sus propios roles.

Creemos en la sororidad y en respetar las decisiones de otras mujeres.

Creemos que para ser buenas aliadas debemos crecer y aprender constantemente.

Creemos en el baile y declaramos el cuerpo y la alegría como un derecho indiscutible.

Creemos en poder caminar solas hasta que el sol salga. Y que salga de una buena vez.

Por el principio

Esta playlist está dedicada a las que deciden quererse a sí mismas y a quienes eligen un compañero o compañera que sabe que antes del amor compartido existe uno más grande: el propio.

Antipatriarca por Ana Tijoux

No sumisa ni obediente, mujer fuerte insurgente, independiente y valiente, romper las cadenas de lo indiferente

You don’t own me por Lesley Gore

I’m not just one of your many toys

 

Certo por Perotá Chingó

Autotransformación, autogeneración, autosatisfacción

Mi libertad por Monsieur Periné

Mi voz hambrienta no tiene miedo de cantar por siempre mi libertad

Colibría por Nicola Cruz

Ésta es la historia de una niña que nació del volcán